17/11/2016
285 Vistas
0 Comentarios
3 minutes read

Se revela otro secreto en la pirámide de Kukulkán

La Gran Metrópoli
Se revela otro secreto en la pirámide de Kukulkán
Investigadores de la UNAM y el INAH probaron un novedoso sistema para analizar el interior de la pirámide de Kukulkán. El resultado les permitió descubrir un nuevo misterio de la cultura maya.  

 

 

Casi nueve décadas después de que un grupo de arqueólogos descubrió una segunda pirámide dentro de Kukulkán, otro gran misterio que encerraba la construcción maya ha sido revelado.

Mediante una tomografía eléctrica tridimensional, proceso desarrollado en el país, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieron una tercera construcción, la cual data de los años de la primera cultura maya. La altura de la más antigua es de alrededor de 10 metros”.

En su informe, el grupo de arqueólogos y expertos indica que “se observa una rampa, seguramente una escalinata, y la probable existencia de un adoratorio. La altura de la más antigua (descubierta por los universitarios) es de alrededor de 10 metros, más el mencionado adoratorio, mientras que la encontrada en los años 30, es de 20 metros”.

El hallazgo permite encontrar un símil con las matrioskas, muñecas tradicionales en Rusia, cuyo diseño hueco permite el acomodo de piezas de menor tamaño en su interior.

 

 

 

 

El informe establece que esta pirámide puso haber sido construida entre los años 550 y 800, etapa en la que la cultura maya “pura” se asentó en la Península de Yucatán. Además, que su existencia confirma que El Castillo, como es conocido Kukulkán, se edificó en tres etapas.

Durante una rueda de prensa a la que convocó el grupo de investigadores que participó en el proyecto, se explicó que la tomografía eléctrica tridimensional utilizada en el proyecto, consistió en colocar 10 detectores alrededor de los diferentes cuerpos de la pirámide, éstos envían corriente eléctrica al subsuelo mediante una serie de electrodos.

La lectura permite medir de manera simultánea la diferencia de potencial y, finalmente, la resistividad del subsuelo. El sistema, aseguraron los investigadores, no fue invasivo, por lo que la construcción no registró ningún daño.

 

 

 

Comentarios

Comentarios

La Gran Metrópoli

1344 artículos
1 comentarios

Los comentarios están cerrados.

Destacados