24/11/2016
357 Vistas
0 Comentarios
8 minutes read

7 grupos alternativos que silenció la industria

Victor H Cisneros
7 grupos alternativos que silenció la industria
El siguiente listado no pretende ser una especie de “Biblia del rock independiente”, pero sí repasar la trayectoria y obra de algunos grupos que eligieron desligarse de las disquera.

 

 

Entre 1980 y 1990 el rock mexicano pasó de los “hoyos fonkis” al Canal de las Estrellas. Algunas de las bandas de la generación del “Rock en tu idioma” como Caifanes, Fobia, La Maldita Vecindad, Los Amantes de Lola y Neón con frecuencia eran parte del elenco musical de programas como Mala noche no y Siempre en Domingo, así como en las premiaciones de la revista Eres.

A la mitad de la década de los 90 el rock cayó en la solemnidad y falta de originalidad, un molde que sólo algunas bandas se atrevían a romper. Esos contados proyectos tuvieron un espacio en el programa Sónicamente, de Canal Once; sin embargo, la labor de revitalizar el género fue asumida por los sellos independientes. A la mitad de la década de los 90 el rock cayó en la solemnidad y falta de originalidad”.

Discos Manicomio y Rockotitlán, entre otros, jugaron un papel fundamental en ello. Estas disqueras dieron continuidad al trabajo iniciado previamente por Culebra, abriendo espacios para que agrupaciones subterráneas emergieran.

De esa camada recopilo algunas bandas cuya propuesta musical fue destacada pero que por distintas circunstancias su carrera fue corta. El listado no pretende ser una especie de “Biblia del rock independiente”, pero sí repasar la trayectoria y obra de estos grupos.

GUILLOTINA. Formada en 1992, esta banda de rock alternativo produjo espléndidos discos de grunge en una época en la que el género que nació en Seattle había perdido fuerza.

A Manuel Suárez, Alejandro Charpenell y El Manco, alineación base del grupo, se unieron en el camino otros músicos como Jorge Vilchis (Gusana Ciega) y Aram Hernández.

El grupo produjo siete discos y fue de los primeros en desligarse de las disqueras y grabar de manera independiente. Sobresalen los álbumes Dispara y Mientras el resto sigue, este último coproducido con Jack Endino, reconocido por su trabajo con bandas como Nirvana, Soundgarden y Mudhoney. Tras 19 años de carrera, la banda se disolvió en 2011.

LA CANDELARIA. Considerada una “súper banda” por los integrantes que pasaron por ella y los proyectos alternos que se le desprendieron, es un grupo de culto en México.

Su propuesta musical destacó por la mescolanza de géneros como el alternativo, funk y hip hip. Durante muchos años la banda fue conocida sólo en la Ciudad de México, donde sus primeras grabaciones eran escasas, incluso en El Chopo.

La Candelaria editó tres discos: Técnicas de limpieza (1997), Volando entre las nubes (2003) y Rico y gozoso (2004), los cuales la llevaron de dar conciertos íntimos y sudorosos a escenarios grandes, aunque nunca se entregaron a la industria.

 

 

 

 

LA DOSIS. En los noventas Guadalajara recuperó el decoro que Maná le robó como semillero de buenas bandas de rock con grupos como La Dosis.

La banda liderada por la talentosa y bella Sara Valenzuela destacó por su particular propuesta musical. Aunque el grupo abandonó pronto el funk por otros géneros como el pop y la electrónica, su obra sigue siendo un referente en su natal Jalisco.

En 2001 La Dosis se disolvió y sus integrantes se concentraron en otros proyectos menos conocidos. Sara Valenzuela alternó su carrera como solista escribiendo sobre jazz.

LOS ABANDONED. Esta banda formada en Los Angeles por Lady P., Don Verde, Dulce y Vira Lata, tenía una propuesta musical ecléctica. El origen latino de sus integrantes contribuyó a que las canciones del grupo combinarán el inglés y el español. Formada de las cenizas de otros fallidos proyectos, Los Abandoned destacaron muy pronto en circuitos de California.

Cuando el happy-punk reinaba, su música era una alternativa. Sin embargo, con apenas cuatro discos en estudio, la banda anunció su disolución en 2007 y desde entonces no se han vuelto a reunir.

LIMBO ZAMBA. Una discografía integrada por apenas tres álbumes le sirvió a esta banda de Mexicali para figurar como una de las propuestas musicales más interesantes del rock mexicano.

En días en los que todos querían tocar como Caifanes, ellos querían sonar a Pantera, desplegando un poderoso hardcore-funk a la mexicana que le quedaba como anillo al dedo a la potente voz de Rosa Arias.

Su disco Azma es una obra destacada.

NARANJA MECÁNICA. Aunque Universal les produjo Supertrip, su primer y único álbum, esta disquera los dejó morir solos por promover a Molotov, y a la larga fue la culpable de la desintegración de esta prometedora banda.

La banda que tomó su nombre de la cinta dirigida por Stanley Kubrick, tenía una propuesta musical que combinaba rock y música electrónica.

Desde su desaparición ninguno de sus integrantes ha vuelto a tener un proyecto tan destacado.

RADIO KAOS. Formada en California por los hermanos David y Claudio Pérez, Radio Kaos fue una banda que trasladó la influencia de agrupaciones estadounidenses a su contexto latino.

Luego de ganar un concurso de bandas en California, el grupo fue firmado por EMI. La transnacional les produjo su álbum debut, “Botas negras”, el cual tuvo buena aceptación en México, sin embargo, muy pronto aparecieron los conflictos con la disquera, al grado que el grupo terminó pidiendo su salida.

Radio Kaos editó por su lado dos discos más, Radio Kaos (1998) y Out in the blue (2003). Pese a su corta carrera, su música sigue siendo recordada en miles de bares en México.

 

 

 

Fuente Desacordes

 

Comentarios

Comentarios

Victor H Cisneros

He colaborado para Nomutemx, Diario Novedades, Diario de México y ERRR Magazine. Mis influencias han sido los libros, el cine, la música y Jerry Seinfeld.

38 artículos
1 comentarios

Los comentarios están cerrados.

Destacados